Cómo escoger el mejor overgrip para tu pala padel

Cuando compramos una pala nueva, ya tiene una cinta que rodea la empuñadura de la pala. Esa cinta es el grip y nos sirve para tener una mayor sujeción de la pala y que no nos resbale con el sudor. Es por eso que muchos de los jugadores que se inician en la práctica del pádel, al principio, no comprenden la necesidad de añadir una segunda cinta o más bien dicho overgrip.




Normalmente, con el grip no alcanzas el grosor que debería tener la empuñadura de tu pala de pádel, por lo que es necesario colocar un overgrip para conseguir el grosor adecuado. En algunos casos incluso se puede llegar a poner dos.

Al colocar un overgrip, conseguimos dos cosas. La primera, una mejor sujeción de la pala y lo segundo, como ya he dicho adaptar el grosor de la empuñadura al tamaño de nuestra mano. De esta manera podrás coger la pala con más firmeza y prevendrás ciertas molestias por el hecho de forzar la mano al empuñar la pala.

Como saber el grosor correcto de la empuñadura de la pala de pádel

El grosor de la empuñadura, dependerá de cada jugador o jugadora y la medida de tu mano. Si quieres saber cual es el grosor adecuado para ti, es muy sencillo de comprobar.

Debes medir la distancia que hay entre el centro de la palma de tu mano y la punta del dedo corazón, tal como te muestro en la siguiente imagen.

En mi caso el grosor optimo de la empuñadura de mi pala debería tener un contorno aproximado de 13mm. Ojo es la medida del contorno. Como te muestro en la siguiente imagen. No es ni radio, ni el diámetro.

Al coger la pala, tu mano no debería poder cubrir toda la empuñadura. Lo ideal seria que hubiese un hueco de un dedo como podemos ver a continuación.

Agarre correcto de empunadura de la pala padel

¿Que overgrip elegir?

Existen principalmente dos tipos de overgrip. Los overgrips gruesos y los overgrips finos. A continuación te explicare que ventajas e inconvenientes puede tener el escoger uno u otro.

Overgrips gruesos

Los overgrips gruesos, permiten más superficie de sujeción. Con esto conseguirás una mejor sujeción, pero perderás tacto y control en los golpes.

En el caso que tengas una pala con mucho peso en la cabeza, puedes poner un overgrip grueso para equilibrar el balance. Aunque parezca contradictorio, te parecerá que la pala pese menos de lo que realmente pesa, pero sin sacrificar la potencia.

Overgrips Finos




Con overgrips finos ganamos en tacto, control y maniobrabilidad. Si no eres un jugador de élite o tu condición física es la que es y basa tu juego en la calidad técnica y colocación, te sentirás mucho más cómodo con una pala con un overgrip fino.

El problema es que deberás tener mucho cuidado cunado te vengan bolas fuertes o intentes cazar una volea cerca la red. Deberás darle a la bola con mucha más firmeza.

En resumen, escoge un overgrip grueso si tu pala es pesada y basas gran parte de tu juego en la fuerza y la potencia. Un overgrip grueso te ayudará a balancear el peso de la pala.

En cambio si tienes una pala más ligera y no quieres sacrificar ni tacto, ni control te recomendaría poner en tu pala un overgrip fino.

¿Que overgrip usas tu?

Seguro que si llevas un tiempo jugando al pádel, ya usas overgrips. Dejanos un comentario y explicanos como mides el grosor ideal de tu empuñadura y con que tipo de overgrip te sientes más cómodo.

Deja un comentario

*